6/02/2019

Actuar con valentía


Con miedo no se llega a ninguna parte. Los hechos están ahí.


Robert Mueller III compareció en una sorpresiva conferencia de prensa el 29 de mayo pasado en donde se expresó públicamente sobre los puntos cardinales sobre el Informe tan discutido de la Oficina del Fiscal Independiente.

En sus declaraciones, Mueller destacó que el gobierno ruso atacó deliberadamente las elecciones generales en Estados Unidos de 2016, favoreciendo el candidato republicano Donald J. Trump en un esquema sin precedentes. 

La inteligencia rusa dicho por el propio Mueller, penetró los sistemas computadorizados del Partido Demócrata, utilizando las redes sociales dentro de una estrategia concertada para manipular la opinión pública. 

Esos recursos de inteligencia de una nación enemiga de Estados Unidos diseñaron un proceso con ciudadanos rusos haciéndose pasar por norteamericanos para inundar las redes sociales y mancillar a la candidata en ese momento, Hillary Clinton. En esos términos informaciones que fueron sustraídas de esos sistemas se propagaron como pólvora en entidades de Internet con noticias falsas incluyendo Wikileaks.

En resumen, Robert Mueller declaró que el gobierno ruso utilizó técnicas sofisticadas de ciber espionaje para penetrar los sistemas de información y redes utilizadas por la campaña de Hillary Clinton. 

Robaron la data y la soltaron a sitios de Internet para propagar falsedades, intervenir en las elecciones y arruinar la candidatura potencial de Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos.

La meta del Kremlin fue detener a toda costa dicha candidatura demócrata y simultáneamente impulsar la candidatura de Donald J. Trump. Un operativo en las redes sociales en donde la influencia de un ente extranjero en las elecciones era evidente.

De hecho, el propio Mueller destacó que si las acciones detalladas en el Informe del Fiscal Especial hubieran determinado la inocencia del Presidente, así lo hubiesen dicho.

Declaraciones con un fuerte peso legal


El 6 de mayo pasado, profesionales del sistema legal de la Nación suscribieron un comunicado en la famosa red de Internet www.medium.com.

Bajo el título: "Statement by Former Federal Prosecutors, DOJ Alumni Statement" estos profesionales expertos expresaron que han sido fiscales federales, abogados de carrera, supervisores y altos funcionarios en la esfera legal bajo ambas administraciones, tanto demócrata y republicana en el gobierno federal.

Dijeron además que cada uno de ellos está convencido que la conducta del Presidente como se describe en el Informe del Fiscal Especial Independiente, si un individuo particular que no hubiese estado bajo el amparo de las opiniones o reglamentaciones de la Oficina de Asesoría Legal (OLC por sus siglas en inglés) hubiese sido acusado sin lugar a dudas por cargos o delitos por Obstrucción a la Justicia. Distinto a un Presidente en funciones.

En el mismo escrito detallaron lo siguiente:

  • Utilizar evidencia falsa para despedir al Fiscal especial Independiente, Robert Mueller
  • Intentar deliberadamente limitar los esfuerzos y el alcance de la investigación del Fiscal Especial Independiente con el propósito que se excluyera la conducta del Presidente.
  • Los esfuerzos del Presidente para detener y obstruir la cooperación de testigos y la prueba de la investigación acerca de él y de su campaña.


Uno de los aspectos más sobresalientes según el comunicado estableció evidencia sustancial que sugería que en reiteradas ocasiones se le obligó a McGahn rechazar de plano que parte de sus órdenes fueron terminar o despedir al Fiscal Especial Independiente. En ese sentido el Presidente actuó con el propósito de influir las acciones de este ex consejero en Casa Blanca para prevenir al análisis de su conducta hacia dicha investigación.

El momento de actuar es hoy, no es mañana


El único camino redentor que debe tomar el Partido Demócrata es comenzar el proceso de destitución. Estos momentos no se repiten. De hecho hasta uno de los miembros del Congreso republicano, Justin Amash luego de leer el Informe del Fiscal Especial Independiente expresó lo siguiente en la redes:

“El Informe Mueller describe consistentemente los esfuerzos del Presidente en utilizar de forma corrupta su oficina para impedir el transcurso de la investigación de la interferencia rusa en las elecciones puesto que evidentemente lo pone en riesgo a él”

Pensar en hacer lo correcto sujeto a las consecuencias políticas particulares de ciertos políticos es definitivamente destructivo ante un escenario de cobardía y egoísmo personal. 

Ciertamente los elementos de un proceso de destitución es complejo y coloca a la Nación bajo la mira no tan solo nacional sino global toda vez que se trata de un hombre como Donald Trump. 

Pero el hecho de ampararse en una supuesta evidencia robusta es enardecer un discurso de propaganda del Presidente mientras este se coloca como lo ha hecho en una posición de combate mientras calcula y ataca reiteradamente en las redes sociales.

Nancy Pelosi, actual presidente de la Cámara de Representantes dice que todo está sobre la mesa antes de emprender ese camino.

El tiempo sigue pasando. La voz para empezar va en aumento. Esta Presidenta debería hacer cuentas de ese clamor ciudadano que no debe bajo ningún concepto quedar en el vacío.

Tal vez deberíamos recordar la famosa cita de  Edmund Burke que dice:

“The only thing necessarily for the triumph of evil is for good men to do nothing”
Follow me on Blogarama

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Las expresiones

La búsqueda de las expresiones y las caras en la fotografía no es un intento premeditado.   Es en cambio una forma de estar en sint...