viernes, 17 de agosto de 2018

Con uno y con el mundo

Foto: MrTinDC / NMNH Large animated globe showing sea currents and ocean temperatures in the Sant Ocean Hall in the National Museum of Natural History, in Washington, DC. Flickr CC

La Globalización, como se define, es una especie de conexión con el mundo que nos rodea. A pesar que no es así de simple, esta conexión tiene un resultado directo en la expansión económica, cultural, social y política de nuestro pueblo.

Ya no podemos vivir aislados del mundo como lo hacen tribus en esos lugares recónditos, donde la comunicación exterior se pierde en los matorrales o las selvas latino americanas. Por eso que cuando hablamos de globalización, no es un método ni una técnica que se aprende y se lleva a cabo. Es en esencia una inserción, una integración de nuestra patria ante un mercado global que fluye en las redes sociales entre medio ambiente dinámico y competitivo.

Desde hace décadas, Puerto Rico se ha insertado mucho más allá del ámbito económico, sino en las artes, ciencias, deportes junto a la capacidad social y caritativa que siempre nos ha caracterizado en otros lugares menos afortunados que el nuestro.

Por lo que al pensar en la globalización, tiendo a dirigir la mirada a los países del primer mundo y aprender de ellos, con la esperanza que nuestro pueblo puertorriqueño pueda, de algún modo, superar la superficie material y criminal que nos rodea, para llegar a puntos más profundos, donde la educación, las actitudes y el servicio nos abra paso ante un mundo que está ávido de conocer a una isla tan pequeña pero que ha sido, es y sé que es grande en medio de un pensamiento global que nos mueve y nos atrae.

Desde los 80’s el termino de globalización tiende a tener un auge que rebasa nuestras fronteras. Desde entonces el mercado global ha sufrido una enorme transformación tecnológica que sitúa a gran parte del mundo en una sola dirección.

Las fronteras transaccionales en cuando al flujo de capital dejó de ser un mercado rudimentario para convertirse en una abstracción de capital que viaja a través de las redes en microsegundos. De hecho las acciones que se manejan dentro del mercado de valores ya no son ese centro donde los asesores financieros, “brokers” financieros se mataban dentro de un “floor”, literalmente comprando o vendiendo. Hoy día se hace a través de sistemas digitales, por compañías que dirigen sus sitios en Internet como fuentes de cambio, compra y venta de activos. 

Un ejemplo que lo vemos en anuncios es Charles Schwab, una casa de inversión que ha transformado el mercado y utiliza todas las plataformas de comunicación digital para clientes que invierten cantidades sustanciales de dinero. 

En dichas plataformas, el inversionista puede ver a través de su teléfono celular o “Tablet”, el comportamiento de su dinero dentro de un marco financiero que lo asesora dentro de ese mismo ambiente interactivo.

Y ese ángulo transformador nos coloca ante el mundo como parte de una competencia global en tanto y en cuanto el valor de los activos acelere transacciones de cambio para la sustentabilidad nacional y económica.

Dentro de esa teoría, la globalización en términos financieros juega un papel esencial en el mundo. Los mercados dejaron de ser nacionales para convertirse en un ente global de proporciones nunca antes vistas. Lo que afecta a Europa, Japón, Asia y Estados Unidos nos afecta directamente a nosotros. Y no es que antes no nos afectara, ahora tiene repercusiones directas puesto que la globalización nos integra al mundo en prácticamente todas las vertientes. 

Y esa integración aun cuando nos movemos dentro de nuestra condición estatutaria y colonial, nos impide hoy entrar al financiamiento del estado al estar regulados por una Junta de Control Fiscal cuyos miembros, antes de ser parte de este consorcio extranjero realizaron transacciones de bonos del Estado Libre Asociado cuando los mismos eran muy codiciados por dos aspectos fundamentales: exentos de contribuciones y las garantías sobre el pago a nivel constitucional.

Aun con la crisis que vivimos de hoy, el mercado extranjero, en donde se barajean estos bonos tienen un papel fundamental en las obligaciones estatales adeudadas a un mercado donde empresas acreedoras exigen el pago de la deuda continuamente.

Una deuda que constituye para Puerto Rico un lastre financiero que habrá de salpicar cada rincón de nuestra patria y que arrastraremos por más de una década dada las circunstancias de un monto de dinero que para muchos expertos y políticos resulta definitivamente impagable: más de 72 mil millones de dólares.

Creo además que el aspecto global sufrió un deterioro con el ataque a las Torres Gemelas en el 9/11. Ese evento tuvo unas consecuencias en todos los mercados. Unido al desenfreno norteamericano por establecerse y supuestamente ajusticiar a los responsables, sumió a los países aliados en una guerra contra el terror que al final Barack Obama tuvo que retirar casi todas las tropas que su antecesor había dispuesto en el Medio Oriente.

Además del rudo golpe con el colapso de la banca hipotecaria que se construyó dentro de una burbuja sin apenas las regulaciones crediticias más básicas que deben ser baluartes de entrada como principios de préstamos o servicios financieros. El financiamiento desmedido a una clientela sin recursos, apoyados por un frágil balance de activos y liquidés personal, provocó una quiebra global y nacional donde pocos mercados en el mundo se han recuperado.

Estos precedentes han traído unas tendencias de pensamiento filosófico y político que es contraproducente. Inmerso dentro de una corriente intelectual cuyos salvaguardas están sumergidos en alianzas privatizadoras, en la competencia sin advertir; y ahora después de María—más todavía—una fuga puertorriqueña masiva al extranjero sobre la cual no nos hemos recuperado. 

Mientras el imperialismo cultural continua internalizándose en nuestra nación,  seguimos comparándonos con otros lugares menos desarrollados, cuyas culturas de desarrollo son ajenas a nuestros valores sociales y culturales.

En la historia, la globalización ha estado presente desde la antigua Grecia, desde que se establecieron rutas de mercado en la antigüedad. La apariencia mercantil que suponía unos viajes arriesgados con la búsqueda insaciable de minerales como el oro y otros como parte de la riqueza territorial de aquella época. 

Desde entonces hasta ahora, la globalización ha tenido una proliferación dramática, tanto en la economía, viajes,  comunicaciones,  arte, cultura y los deportes.

En la economía, el avance tecnológico nos ha colocado en rutas de transacciones que se realizan simultáneamente por las redes sociales donde se manejan grandes cantidades de dinero o intercambio de valores.

En los viajes, ya que el Internet ha modificado las vías o las formas en que se realizan distintos tipos de transacciones como se hacían antes. Hoy día, distintos sitios en el Internet te proveen para estadías, arreglos económicos u otros aspectos donde el pago discurre a través del mismo Internet.

En las comunicaciones, todo un mundo de globalización adquiere unas dimensiones tan poderosas que son realmente increíbles. En el año 2003, en el reporte anual de la agencia de publicidad Ogilvy, la Sra. Shelly lazarus, Principal Oficial Ejecutivo de Ogilvy escribió en su prólogo y cito: “NOTHING IS AS CONSTANT as CHANGE. How difficult and demanding change would be for business broadly; and for the advertising community specifically”.

En la publicidad, más que en cualquier otra profesión nuestro sentido de comunicación, ya sea visual, gráfico o interactivo, nos coloca aun cuando no queramos en un escenario donde estamos expuestos 24/7.  

En las comunicaciones, la manera visual en que se produce hoy en día no tan solo es parte de nuestra globalización, sino que es un camino a una transformación humana que cambia nuestras vidas en segundos. Desde el momento que vimos por primera vez el aterrizaje en la luna, el asesinato de John F. Kennedy y la victoria de Ali versus Liston, hemos estado presenciando el comienzo o el preludio de una comunicación visual que corre en segundos de un lugar a otro.

En el arte, ya sea en la literatura, la música, en géneros que Puerto Rico se ha destacado como la Danza, la Salsa y música popular se coloca ante el mundo a través de una tecnología avanzada, que es obviamente parte de nuestra globalización. La proyección visual de las artes, que podemos apreciar a través de las redes, la música con “Itunes”, y la literatura con “Amazon”, son solo ejemplos de un devenir globalizante y positivo para nuestra identidad y nuestra cultura.

Y en el deporte donde Puerto Rico ha recorrido el mundo, con unos astros que han cambiado el espectro de ciertas disciplinas. Así las cosas, cuando Puerto Rico venció en baloncesto a Estados Unidos en Atenas en el 2004, o cuando Tito Trinidad se puso en su atuendo “Paz para Vieques”, así como otras estrellas como Roberto Clemente, cuyo acto de caridad es uno de los más conmovedores del mundo, para mencionar algunos, han colocado nuestra patria dentro de un espectro mundial que nos separa del angosto trecho de los lugares en el mundo que viven todavía en la oscuridad.

La Globalización es una tendencia que ha sido siempre parte de nuestra historia. Ha sido un ente que se concibió a sí mismo para poder describir un fenómeno que es real y que muchos tienen opiniones diversas. 

No es como el termino de mundialización, pues se acerca más a la integración. Tienen connotaciones sociales, humanas, económicas, deportivas y artísticas que suceden y mueven a una humanidad que podemos observar desde nuestros equipos electrónicos. Hay muertes que han cambiado el curso de un gobierno opresor a través de “Facebook”. 

Los grandes eventos no se quedan atrás. Aun cuando fuesen trágicos, la muerte de la Princesa Diana en 1997, en medio de ese accidente tipo persecución, se supo al instante y conmocionó al mundo entero. 

En ese sentido, la globalización, a pesar que su definición muchas veces está en controversia, es una parte inherente de nuestras vidas en dotas sus dimensiones. No estamos solos. Ni estamos aislados. Lo que nos rodea es parte de nosotros. Y nosotros parte de eso mismo. ¿Cómo surge esa conexión? De cierto modo, ha estado desde tiempos ancestrales. Lo que sucede es que al presente hay un instante que siendo parte de una comunicación avanzada nos coloca en segundos como si fuésemos actores, por así llamarlo en una escena real de nuestras vidas.

Aunque no hemos entrado en un aspecto trascendental que ha cambiado el hemisferio global negativamente como lo es la Presidencia de Donald Trump, en  su acoso racial, su estilo de poder financiero; no perdemos la Fe y la esperanza de atajar y sanar las heridas que han colapsado nuestro desarrollo en los últimos años.

Por tal motivo, al llamar este ensayo “ Con uno y con el mundo” solo pretendo llevar conmigo la noción, de que aun en los momentos de precariedad financiera quiero percibir el mundo como algo que instintivamente se integra a mi vida, hoy más que nunca.

jueves, 16 de agosto de 2018

Fotografía urbana: Galería y Significado

Reflexión de un artista...


Viejo San Juan, Puerto Rico / Leica X1

Hay muchos profesionales que no lo consideran como un arte. Muchos piensan que es un ejercicio fútil de principiantes que no encajan dentro de categorías como fotógrafos de bodas, retratistas, corporativos etc.

Eso me ha hecho pensar y analizar, fuera del estricto espacio de mi oficina o el trabajo como publicista en el significado de la fotografía urbana.

Parada de guaguas en la Estación de Sagrado Corazón, Santurce, Puerto Rico/ Leica X1

Pero no es el significado que podemos encontrar en cualquier portal, donde fotógrafos de renombres intentan explicar un estilo, una manera o forma de ver las cosas.

Es lo que significa para mí. El sentido que tiene cuando lo trabajo como artista.

La fotografía urbana no puede estar dentro de unos parámetros como lo son profesiones fotográficas específicas. La fotografía urbana es un aspecto que encierra libertad. Libertad de expresión.

Estación del Tren Urbano Martínez Nadal, Guaynabo, Puerto Rico / Leica X1

No está atado a un estricto formalismo. Depende de un factor: la vida misma y lo que la rodea.

Depende de cada paso como artista en las calles y cómo otros seres humanos se expresan o se manifiestan.

La fotografía urbana contiene también una esencia que nos ata a las circunstancias sociales, a un mundo al cual nos acercamos pero que lo vemos desde lejos. 

Fiestas de la Calle San Sebastián 2012, Viejo Sn Juan, Puerto Rico / Leica X1

A veces lo desafiamos a través del lente, pero el hecho que esté frente a nosotros nos sitúa dentro de unas circunstancias únicas al momento de expresarlo con una cámara.

Bajo esos términos, puedo estar debatiendo continuamente este tema que para muchos resulta un poco controversial en el campo de las Bellas Artes y su significado.

Hay curadores de entidades prestigiosas en el campo de las Bellas Artes que han rechazado mi trabajo. Que no le dan el valor que yo le doy y mucho menos el espacio. 

Hay otros que sí me han acogido y me han dado la oportunidad.

Frente a la Hacienda "Meat Center" en Miramar, Puerto Rico / Leica X1

Pero en medio de ello y más importante que estar dentro de esos círculos sociales de gente que creen que son estrellas del arte, siempre sobresale el hecho de comprender lo que en realidad somos. Lo que somos como artista. 

En mi caso, antes quería que todos comprendieran, vieran y entendieran el significado de lo que hacía. 

Ello levantaba mi ego y me colocaba en cierta medida en un escalón más alto.

Hoy, busco otras cosas. ¿Por qué lo hago? El valor que tiene en mi espíritu.

Es precisamente ahí que encuentro su sentido.  

Tapicería en Guaynabo, Puerto Rico / Leica X1

La fotografía urbana es lo que siento de la vida y cómo me afecta. Es de cierto modo penetrar las expresiones humanas que veo a diario las cuales le dan un sentido y dirección  a mi vida como artista. 

Es el reflejo de mi mundo a mi alrededor y cómo se compone frente a mí. Es todo lo que llevo cuando algo me detiene y me atrae.  Cuando lo que está en frente me hace repensar y buscar repuestas.

Bajo esos preceptos sigo mi vida.

Río Piedras, Puerto Rico/ Leica X1

Intentando cada vez entrar con valentía a ese espacio que no se diluye, que es mi mundo.

Viejo San Juan, Puerto Rico /Leica X1
Comprendiendo las expresiones de vida de otros seres humanos en medio de su tragedia, locura y profundidad sea buena o mala.

De intuir que hay algo que nos une dentro de una jornada que apenas comienza.
Follow me on Blogarama

martes, 14 de agosto de 2018

En entredicho ciertos líderes de la derecha del Partido Popular Democrático

Cierre de campaña de Alejandro García Padilla, elecciones 2012 / Foto: José C. Burgos

OPINIÓN. Resulta inaceptable las respuestas de dos de los líderes principales del Partido Popular Democrático vinculados como cabilderos para DCI Group según ha trascendido en una historia que rompió hace unos días en el periódico El Nuevo Día.

En entrevistas por separado, dicen ellos que lo único que hicieron fue un trabajo legal de memorandos y coordinación, cuando a todas luces comparecen en los medios salvaguardándose de un estigma tan negativo como traficantes de influencias, cabilderos y asesores de una de las empresas que más daño le ha hecho a Puerto Rico.

Escudarse bajo el manto protector del privilegio abogado/cliente para no responder es casi una admisión de culpa ante unos señalamientos que tocan la fibra que tanto critican en los demás partidos políticos.

En esencia, tanto el Lcdo. Roberto Prats y el Lcdo. Héctor Ferrer le tendrían que explicar al país con lujo de detalles cual fue la realidad de sus contratos y su participación en ese grupo extranjero.

Pero eso no lo van hacer.

Al no hacerlo, ese comportamiento es precisamente el mismo que este pueblo rechaza y ha rechazado sobre todo en momentos en que la plantilla del Partido Nuevo Progresista estaba siendo enjuiciada por actos de corrupción.

Ante estos hechos, he seguido de cerca las expresiones y comentarios del ex gobernador de Puerto Rico, Aníbal Acevedo Vilá. Y es precisamente en ese escenario que me parece decisivo resumir para ustedes las palabras de su programa radial de análisis político Sobre la Mesa en la emisora Radio Isla, el día de ayer, 13 de agosto de 2018. 

Dice el ex gobernador:

La información que salió relucir ayer sobre lo que se llama DCI Group es mucho más seria de lo que se piensa.
Primero hay que entender ¿quién es DCI Group? Para ello solamente había que hacer dos cosas: hacer una búsqueda rápida en Internet y segundo, estar pendientes sobre los asuntos públicos que se estaban dando en Puerto Rico durante el cuatrienio pasado.
DCI Group se le describe como una firma republicana, de extrema derecha, que en su historial se le vincula a campañas que niegan el calentamiento global.  
DCI Group inclusive se le imputa haber producido un documental parodiando y mofándose del famoso Al Gore “Inconvenient Truth”, el cual llevó la discusión del calentamiento global a unos niveles nunca antes vistos, inclusive se llevó el Oscar.
Se vincula con campañas de desinformación a las tabacaleras.
En lo que tiene que ver con Puerto Rico, DCI entra al escenario boricua, no cuando se dejaron de pagar los bonos, No. DCI Group entra al escenario boricua porque es la compañía contratada por Doral Bank que se le responsabiliza por la campaña más sucia en contra del gobierno de Puerto Rico, en contra del Partido Popular y en contra del gobierno de Alejandro García Padilla.
Una campaña tan sucia y de tanto dinero, que estuvo publicada en periódicos de Estados Unidos como el NY Times, WSJ y el diario Político, Huffinton Post a página completa.  
Uno de los anuncios diseñados durante esa campaña
Esos anuncios decían que Alejandro García Padilla estaba montando en Puerto Rico un gobierno como el de Venezuela o Argentina y que Alejandro García Padilla había permitido que Puerto Rico se convirtiera en un narco gobierno. 
El responsable de tales anuncios fue DCI Group.
Contratados por Doral Bank, este banco quería cobrarle 250 millones de dólares al gobierno de Puerto Rico baje el pretexto de un supuesto pacto que hicieron con el gobierno de Luis Fortuño pero que el gobierno de García Padilla expresó que era ilegal y que de ninguna manera eso se iba a pagar.
Ese es DCI Group.  
Son los responsables de comenzar a sembrar en Estados Unidos la impresión que Puerto Rico no se podía gobernar a sí mismo y que ese mismo gobierno lo que quería era como se llama en inglés un “bailout”  para salvarlos a fuerza de billetes.  
Y todo eso comenzó en el 2013 y 2014, cuando DCI fue contratada por Doral y a su vez contratada por la extrema derecha de los Estados Unidos para desprestigiar a Puerto Rico y al gobierno del Partido Popular Democrático.
Ahí no termina.
Antes que Alejandro García Padilla dijera que la deuda de Puerto Rico era impagable, se comienza a trabajar la idea de que Puerto Rico tuviese o se le diera lo mismo que tenían otras jurisdicciones de Estados Unidos como el Título 9 de Quiebra Federal. 
Se presentó un Proyecto de Ley para extender a Puerto Rico el Título 9 que le hubiera permitido a entidades como la Autoridad de Carreteras, Autoridad de Energía Eléctrica y el Banco Gubernamental de Fomento irse a un proceso de reestructuración de deuda sin la Junta de Supervisión Fiscal.  
Ese Proyecto lo radicó el Comisionado Residente, Pedro Pierluissi con el respaldo total del gobernador Alejandro García Padilla.
El 22 de diciembre de 2014, el Congresista Luis Gutiérrez, publicó una columna en inglés, para hablarle presuntamente a los republicanos, describiendo la campaña de DCI como una totalmente negativa y difamatoria.
El Congresista escribió cómo esos anuncios de DCI comparaban al gobierno de Puerto Rico con Argentina y Venezuela, un esfuerzo con el apoyo de DCI Group.
El 1 de Octubre de 2014, el Wall Street Journal rompe con una historia “Small Bank Aims Big Gun at P.R.”, vinculando a DCI Group con Doral Bank.
En ese momento, el Secretario de Asuntos Públicos de la Fortaleza,  quien era Jorge Colberg, fue citado por dicho periódico, expresando —que no era casualidad que esa campaña difamatoria en contra de Puerto Rico y publicada en los Estados Unidos, se llevara a cabo al mismo momento que se estaba dando la disputa entre el gobierno de Alejandro García Padilla y Doral Bank.
El 7 de noviembre de 2014, el Secretario General del Partido Popular Democrático de entonces, el Senador Jorge Suárez Caso dio una conferencia de prensa acusando a DCI Group y sus vínculos con el Partido Nuevo Progresista, con el ex gobernador Luis Fortuño y con Pedro Pierluissi.
Ósea, el partido Popular Democrático a través de su Secretario General, en el 2014 hace un señalamiento público en una conferencia de prensa, denunciando la intervención de DCI Group en campañas de descrédito del gobierno de Puerto Rico y del gobierno del entonces gobernador, Alejandro García Padilla.
Luego de eso se presenta el Proyecto de Ley para extender a Puerto Rico los mismos beneficios que tenían Detroit, la Ciudad de Nueva York y otras jurisdicciones en Estados Unidos.
Poder utilizar el Título 9 de la Ley de Quiebra Federal.
Puerto Rico casi unánime se unió con algunas excepciones a favor de eso. Se opuso Jennifer González, quién también recibió dinero para su campaña por DCI.
Pero el resto del País estaba a favor. ¿Pero saben quién estaba en contra, no por Doral Bank, sino por fondos buitres: DCI Group.
DCI Group en ese esfuerzo fue exitoso. Colgar el Proyecto de Pierluissi que en aquel momento no tenía una Junta de Supervisión Fiscal.
Que dicen que la Junta de Supervisión Fiscal era inevitable y que no había otra alternativa que no fuera la misma Junta; el Proyecto de Pierluissi nos daba otro beneficio.
Reestructurar la deuda a base del Título 9 de la Ley de Quiebra Federal.
DCI Group con esfuerzos de cabildeo se encargó en la capital federal de demorarlo y levantar el argumento con el cual cargamos hasta el día de hoy.
Que lo que estaba pidiendo Puerto Rico era un rescate financiero “bailout” y una Junta de Supervisión Fiscal.
El resto es historia.
Son la gente de Doral Bank; la misma gente que quebraron su propio banco al no saber cómo correrlo los que querían que el gobierno de Puerto Rico les regalara 250 millones de dólares. Que se los había regalado el ex gobernador Luis Fortuño y que el gobierno de Alejandro García Padilla, correctamente se negó a otorgárselos.
Son los primeros que siembran la idea de que hace falta una Junta de Supervisión Fiscal en Puerto Rico.
Es la gente de Doral, con el respaldo de DCI Group, en esa época los que reciben asesorías durante el pasado cuatrienio.
Yo creo que los líderes del Partido Popular Democrático que hoy están en entredicho, tienen que explicar su relación con una compañía cuyo primer vínculo con Puerto Rico fue desprestigiar a su gobierno y al de García Padilla para salvar millones de dólares que ilegalmente les había otorgado el ex gobernador Luis Fortuño a Doral Bank.
Esa misma compañía contratada por Doral Bank, fueron al nivel más bajo que Yo jamás había visto de poner anuncios de periódico implicando que el gobierno de Alejandro García Padilla, del Partido Popular Democrático había convertido a Puerto Rico en un narco gobierno para traer droga. Que el gobierno de Alejandro García Padilla iba por el camino de Argentina y Venezuela y que el Banco Gubernamental de Fomento era un fondo de corrupción que controlaba Alejandro García Padilla.
Ante este panorama, el Partido Popular tiene que tomar una decisión seria de qué es lo que quiere representar para el futuro de Puerto Rico.
Si sencillamente representa una alternativa al partido contrario: no va a ser suficiente.
El tiempo se les está yendo.
Aníbal Acevedo Vilá (resumen)

domingo, 12 de agosto de 2018

Una mujer con valor: Sonia Sotomayor


Juez de la Corte Suprema de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, foto: https://www.flickr.com/photos/commonwealthclub/

El pasado viernes, 9 de agosto de 2018, La Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó la petición de aplazar la ejecución del recluso Billy Ray Irick, basada en uso el uso de inyecciones letales que le provocarían una muerte dolorosa y tortuosa.

Con la decisión del máximo foro judicial, la ejecución se llevó a cabo a las 7:30 p.m. de la noche de ese mismo día, tal y como estaba programada.

Billy Ray fue arrestado en 1985 por cargos de violación y asesinato a una niña de 7 años, Paula Dyer, en el estado de Tennessee.

La Juez de la Corte Suprema, Sonia Sotomayor, acaparó la comunidad legal, medios y las redes sociales bajo una argumentación seria y contundente, la cual no se debe pasar por alto.

En una seria exposición, La Juez Sotomayor cuestiona los componentes de las drogas que en efecto se le administrarían al recluso y por supuesto, la parte que le corresponde a la justicia como el verdugo en este caso. 

Sin entrar en juicios sobre los aspectos éticos asociados a la pena capital, la Juez detalla en su argumentación con un juicio estricto y magistralmente redactado lo que en términos de derecho comprende esta controversia legal y la consecuencia o conclusión moral de la misma.

Basado en: Cite as: 585 U. S. ____ (2018) 1 SOTOMAYOR, J., dissenting 

SUPREME COURT OF THE UNITED STATES 
No. 18A142 


[August 9, 2018] 

Expresa la Juez Sotomayor:

—Esta noche el Estado de Tennessee pretende ejecutar a Billy Ray Irick, utilizando un procedimiento que él asegura habrá de ser cruel, doloroso y tortuoso. Tan reciente como 10 días atrás, en la Corte del Estado, peritos en medicina explicaron con lujo de detalles el proceso por el cual tres componentes de drogas al ser inyectadas por el Estado de Tennessee a las venas de Irick’s, habrían de causar ahogamiento, sofocación y la sensación de quemarse desde adentro hacia fuera. 
—El proceso completo dura alrededor de 10 minutos o al menos 18 antes de administrarse la tercera droga (potassium chloride) la cual induce finalmente a un ataque cardiaco. Mientras tanto y como resultado de la segunda droga (vecoronium bromide), Irick estaría totalmente paralizado e incapaz de moverse o gritar. 
—Pero Irick estará consciente de todo lo que sucede a su alrededor. En teoría, la primera droga de este protocolo, midazolam,se supone que impida a la persona sentir dolor durante su ejecución. Aunque médicos expertos en la materia han testificado que dicha droga no trabaja. Y el Tribunal había acogido dichos testimonios. 
—De hecho el Tribunal de Primera Instancia acreditó las pruebas presentadas por cuyas cuales "establecieron que midazolam no produce efectos analgésicos fuertes [es decir, que inhiben el dolor]", y que por lo tanto Irick podía ser capaz de sentir dolor por la administración de la segunda y tercera droga.  
—Esas son drogas que lo paralizarán y crearán sensaciones de asfixia, ardor y que son el equivalente químico de ser quemado en la hoguera. 
—Dada la prohibición de la Octava Enmienda de "castigos crueles e inusuales", uno podría pensar que tal hallazgo resolvería este caso a favor de Irick. Y para quedarse o retrasar la ejecución de Irick, la Corte Suprema de Tennessee sólo necesitaría concluir que probablemente (no necesariamente), Irick podría persuadir al tribunal con una apelación basada en su reclamación.  
Pero el Tribunal Supremo de Tennessee no encontró tal probabilidad y se negó a aplazar la ejecución de Irick lo cual le hubiese permitido un curso de apelación sobre dichos procedimientos. 
El Tribunal, en cambio, dejó de forma efectiva la orden del Tribunal de Primera Instancia, que sostenía que la extensa y persuasiva evidencia de Irick que describía el Calvario que le aguardaba no planteaba preocupaciones constituciones. 
—El Tribunal de Primera Instancia ofreció dos razones independientes para su decisión: en primer lugar, que Irick no había demostrado que habrían métodos menos dolorosos para matarlo y que los mismos estuvieran disponibles para el estado; y en segundo lugar, incluso asumiendo que Irick había probado una alternativa disponible, ese mismo Tribunal no consideró doloroso el efecto de la droga que Irick enfrentaría y que no sería suficientemente tortuosa para violar la Octava Enmienda. 
—La Corte Suprema de Tennessee se negó retrasar la ejecución por el hecho de imposibilitar una apelación y perturbar el curso de acción del tribunal para llevar a cabo su protocolo. 
—En Glossip v. Gross, 576 U. S. , este Tribunal impuso el requisito perverso de que los reclusos en todo caso debían ofrecer métodos alternativos para sus propias ejecuciones.  
—Sin el expediente del Tribunal de primera instancia ante mí, no puedo decir definitivamente que los tribunales de Tennessee están equivocados y que Irick no podía llevar esa carga. Pero las contenciones de Irick plantean serias preguntas sobre la conclusión de los tribunales. 
—Irick planteó dos métodos alternativos diferentes en el Tribunal de Primera Instancia: un procedimiento con una sola droga que utilizaría sólo un fármaco llamado pentobarbital una modificación del procedimiento actual para omitir la administración de bromuro de vecuronium como paralizante de la segundo droga. 
—Tennessee argumentó, y el Tribunal de Primera Instancia encontró que pentobarbital no estaba disponible para el estado a pesar de sus esfuerzos para encontrar un proveedor. 
—Irick afirmó, sin embargo, que la corte ignoró incorrectamente evidencia indirecta que probaba la disponibilidad de pentobarbital. Si esa contención es correcta, entonces ello constituye un error legal. Además, Irick mantuvo que el Tribunal de Primera Instancia se negó a permitirle enmendar los alegatos para argumentar que simplemente la omisión de la droga sería una alternativa apropiada. 
—Si Irick no demostraba al menos una alternativa disponible, este caso ilustraba aún más el error de ese desafío macabro de este Tribunal que pretende a los presos condenados a muerte, que deben proponer un método alternativo para sus propias ejecuciones.  
—Dadas las consideraciones de vida o muerte con el fin de determinar si el Tribunal de Primera Instancia cometió un error al concluir que Irick no probó un medio alternativo para su ejecución, y porque Irick hacía una disputa que no era frívola, concedería la petición de aplazamiento para permitir a los tribunales estatales más tiempo para los reclamos de Irick. 
Al negarse a conceder a Irick ese retraso, hoy la corte se hace de la vista larga ante una probabilidad probada de que el estado esté a punto de infligir varios minutos de tortura a un preso bajo su custodia, mientras envuelve su sufrimiento detrás de una cortina de humo con una supuesta parálisis. 
No puedo en buena conciencia unirme a esta prisa para ejecutar sin antes haber buscado todas las garantías de que nuestro precedente permite tal resultado.  
    Si la ley permite que esta ejecución siga adelante a pesar de los espantosos minutos finales que Irick habrá de experimentar, entonces hemos dejado de ser una nación civilizada aceptando la barbarie. Disiento. 
585 U. S. ____ (2018) 1 SOTOMAYOR, J., dissenting 

SUPREME COURT OF THE UNITED STATES 
No. 18A142 

Al colocar esta decisión no deseamos entrar en aspectos éticos sobre la pena de muerte y mucho menos en un debate político o social sobre dichos fundamentos. En todo caso, estoy en contra de la pena capital lo que no quiere decir que estoy en contra de que se lleven a cabo las decisiones judiciales contra individuos que han cometido crimines tan desafortunados y faltos de humanidad. Ello no quiere decir que la sociedad judicial o los países más civilizados del mundo deben pagar con la misma vara tales acciones o antecedentes criminales. Hacerlo es precisamente lo que la Jueza dice al concluir su argumentación cuando aceptamos la barbarie.


Follow me on Blogarama

Con uno y con el mundo

Foto: MrTinDC / NMNH  Large animated globe showing sea currents and ocean temperatures in the Sant Ocean Hall in the National Museum of N...